¡No corras, disfruta! Decálogo de la Conducción Slow

Ha llegado el momento de volver a disfrutar en la carretera, por eso Rodatec te aconseja una conducción Slow para una mejor calidad de vida.

Sigue estos 10 sencillos pasos y cambia tu forma de ver el mundo al volante. ¡Empieza a disfrutar de la conducción Slow con Rodatec!

Antes de conducir, revisa el estado de tu vehículo, con especial atención a los neumáticos. Teniendo tu coche siempre apunto circularás más seguro y tranquilo.

Antes de subir al coche, planifica tu trayecto para elegir la ruta más oportuna a tu destino, evitarás perderte y dudar si vas de viaje.
Intenta salir cinco minutos antes y no te hará falta correr innecesariamente, las prisas son malas compañeras al volante.
No te transformes al subir al coche y conduce de forma sosegada. Ganarás en seguridad, salud y bienestar.
Aprovecha para escoger tu música favorita y deleitarte con ella mientras conduces.
Ser amable y considerado con los demás conductores y peatones humaniza la carretera y nos hace mejores personas.
Mientras conduzcas, diviértete con tus hijos jugando por ejemplo a las señales o al veo veo, pero siempre atento a la carretera.
Tu coche es una ventana al mundo que te permite detenerte cuando lo desees. Admira el paisaje que te rodea, y aún más si vas de viaje, ya que quizás no lo vuelvas a contemplar en un buen período de tiempo.
Aprovecha para tener una conversación agradable con tus acompañantes.
Piensa que el trayecto ha sido tan o más interesante que el destino, y que lo más importante es siempre volver.

> Descarga ya tu Decálogo de la conduccion Slow